Skip to content

SURYACENTER

HACIA UNA NUTRICION HOLISTICA PDF Imprimir E-mail
Artículos - Nutrición Holistica

La nutrición holística está centrada en el proceso de alimentación del ser humano,   considerando su  bienestar y potencialidades para reconstituir la armonía del cuerpo, emociones y alma.
El especialista, entonces, sólo es el guía de ese proceso.

Bajo esa mirada comprendemos que los alimentos no sólo tienen la misión de nutrir el cuerpo, sino también el alma. “Lo que pensamos y lo que comemos, combinados, determinan lo que somos”, señalaba Edgar Cayce ya en 1938.  Jean Carper escribe un documentado y exitoso libro en el cual presenta a los alimentos como “la medicina milagrosa que influye sobre nuestro bienestar” en 1995. Y las emociones que nos rodean y que manifestamos desde nuestro nacimiento con relación al acto de nutrirnos nos van dando patrones conductuales con los alimentos que es necesario descubrir.

¿Cómo contribuir a la sanación del Ser Humano desde la Nutrición?

La nutrición clásica, basada en el conocimiento racional  y la comprobación científica, ha sido válida hasta el momento en que nos identificamos con “La nueva visión del mundo, la cual se encuentra en plena formación y se vislumbra ecológica, en un sentido profundo; en una que ve al hombre como parte integrante de la naturaleza, en armonía con ella y no fuera o por encima de ella”. En ese momento surge imperiosamente la necesidad de integrarla en nuestro quehacer cotidiano.

El ser humano tiene la responsabilidad de elegir la combinación de alimentos que lo favorezcan, y es esa elección  –influida por la cultura, la tecnología, los medios de promoción, los horarios laborales, la moda, la educación, las creencias, los estados anímicos, patrones inconscientes-  la que puede desvirtuar el resultado.

La capacidad intuitiva y natural, raramente prevalece, como sucede por ejemplo en la madre embarazada o nodriza que apetece ciertos alimentos que le aportan nutrientes especialmente necesarios durante ese período. Es el caso clásico de una madre que comía tierra para obtener hierro. O en casos de resfrío, en el que naturalmente deseamos jugo de limón o naranjas para satisfacer la necesidad creciente de líquido y vitamina C. Ese potencial sensitivo del ser humano ha sido reprimido en nuestra cultura “patrística”, jerárquica, racional.

El proceso digestivo, si bien es consecuencia del proceso anterior, también puede ser afectado por emociones adversas. En el siglo I el gran médico Chakara escribía: “lo que se digiere, incluidas las impresiones  emocionales, se convierten en veneno”. También Paracelso afirmaba que: “la vida es digestión”, pues hay que “digerir impresiones psíquicas y emocionales, estímulos sensoriales, el aire, el agua y el pan diario que comemos”. No da lo mismo comer una carbonada en un ambiente acogedor, que en un ambiente de discusión y conflicto. El resultado puede ser una úlcera, colon irritable, obesidad, entre otras.
Considerando que el “cuerpo es el templo del alma”, unos minutos de gratitud por los alimentos de cada día, pueden hacer la diferencia. Un alimento no solamente aporta nutrientes para nuestro bienestar, sino también emociones y mensajes a través de su forma, color, textura, olor y sabor. Una mandarina, ¿no nos regala alegría al admirar su color anaranjado? El cilantro, ¿no suele evocar una cazuela nostálgica de la infancia?

¿Qué sabemos de los desbalances del paciente?

En mi experiencia, ha sido relevante considerar  la llamada “memoria celular” o  "nivel inconsciente” (en la cual se archiva todo, al igual que un disco duro) como la base de muchos conflictos que conllevan a desbalances o enfermedad.

En el caso de los alimentos, cada detalle es decodificado (los nutrientes, los aspectos organolépticos, las emociones asociadas). ¿Va a depender de este registro la habilidad de mantenernos saludables? ¿Porqué ciertas personas sin conocimientos nutricionales eligen bajo circunstancias especiales la combinación de alimentos precisa?

Las adicciones de comer, también pueden tener su origen en estos archivos. En experiencias regresivas, una paciente descubrió que “papá siempre me regalaba chocolates cuando llegaba en la noche”, “un día mis padres se separaron”. Luego manifiesta: “me acabo de dar cuenta que cuando mi marido me abandonó, empecé a comer chocolate en la noche”.

Los decretos que escuchamos en la infancia como “tienes que comértelo todo, porque los niñitos de Biafra ...” o “no vas a crecer” o “vas a quedar tonto”, también pueden influir posteriormente en conductas que nos afectan y enferman.

Los disgustos por ciertos alimentos, nacen especialmente en la infancia, dada la interacción adulto-niño durante las horas de comida. En ella se graban emociones y experiencias corporales adversas que perduran a través del tiempo.

En un estudio realizado con preescolares  de nivel socioeconómico medio / alto y bajo, en 1994,  un 78% de los niños manifestó haber recibido castigo psicológico o físico y algunos de sus relatos fueron: "me reta mi mamá", "me echan acostar", "me hacen comer frío","me dan ganas de vomitar, es que mi mami me pega, mi papi me pega fuerte con la correa".

Otro estudio de casos con educadoras de párvulos, acerca del mismo tema, permitió concluir que muchos disgustos se generaban precisamente en la edad preescolar y más aún las emociones asociadas perduraban en el tiempo. Como por ejemplo: “resignación”, “frustración”, “asco”, “vergüenza”, “miedo”, “impotencia”, “rabia”, “dolor”. Estas emociones pueden afectar la vida cotidiana, si no descubrimos las causas más profundas, como por ejemplo la casi separación de un matrimonio,  porque la mujer preparaba una “rica tortilla de acelgas” y él las odiaba. En una experiencia de regresión, el marido descubre que “mi padre me daba azotes” cada vez que no quería comer el guiso de acelgas que preparaba su madre.

Por otra parte la experiencia con personas con sobrepeso en talleres de autoconocimiento, me ha permitido concluir que las causas pueden ser multifactoriales como por ejemplo: no soportar el poder controlador de una madre, violaciones en la adolescencia, “culpas que me agobian”, inseguridad. Detectar las causas más profundas no es fácil, sin embargo, cuando eso sucede, muchos pacientes comienzan a bajar de peso sin que el plan de bajas calorías sea relevante. En todo caso la sanación de personas con sobrepeso requiere un tratamiento integral el cual contemple atención médica, nutricional, psicológica y desarrollo personal.

No cabe duda que las emociones promueven acciones que conllevan al malestar o bienestar  de las personas. Por lo tanto es necesario sostener un diálogo activo y sensitivo con cada persona, en el ámbito individual o grupal, buscando las causas emocionales que los afectan y generar las condiciones necesarias para superarlas. Es allí cuando las esencias florales y otras terapias que promueven el autoconocimiento y la auto responsabilidad juegan un rol preponderante.

Entonces, ¿Cómo ayudar a las personas desde la mirada holística?

El desafío del profesional nutricionista es incorporar terapias de armonización (del nivel corporal, mental, emocional y espiritual)  con metodologías educativas que promuevan el  darse-cuenta de sí mismo, poner atención en las sensaciones del “aquí-y-ahora” y experiencias que faciliten la elección, el cambio y la adopción de conductas que  conlleven a la sanación de las personas.

Es importante generar vivencias y experiencias a través de terapias:

Físicas  Alimentación-Nutrición, Complementación nutricional, Hierbas medicinales, Productos curativos, Masajes, Yoga, Bioenergética, Teatro y danza
Energética Acupuntura, Reflexología, Homeopatía, Imposición de manos
Emocional Terapia floral, Aromaterapia, Rebirthing, Respiración holotrópica, Relajación, Terapia Gestáltica
Mental Regresiones, Programación Neurolinguística, Dramatización, Imaginería, Conciencia sensorial Selver
Espiritual Balances de auras, balances de chakras, visualización, Chamanismo, Terapias  de reencarnación, Meditaciones.

Para concluir quiero señalar que la Nutrición holística es el desafío para el siglo 21 y  que, 
una alimentación armoniosa es aquella que satisface las necesidades de nuestro cuerpo y  la de nuestros sentidos por medio de los colores, texturas, aromas, sabores generando placer, alegría y paz. Nos permite sociabilizar contribuyendo así a nuestro espíritu gregario y más aun, nos da la oportunidad de elevar el Ser espiritual que somos al agradecer el ‘pan de cada día’.

Pablo Neruda, va más allá  en su bellísimo poema “Oda a la Manzana”

“....quiero ver
a toda
la población
del mundo
unida, reunida,
en el acto más simple de la tierra
mordiendo una manzana.”

Mis fuentes de inspiración

1. Banzhaf, Dagnelie, Van Schardenburg, Stuut, Braun, Ostermann. Den ganzen Menschen heilen. Gesund verden – Gesund bleiben. Verlag der Stiftung Gralsbotschaft, Stuttgart, 1992
2. Bonan K, Cohen Y. Comer con inteligencia. La revolución de la medicina ortomolecular que descubre los alimentos esenciales para cada individualidad y estilo de vida. Edit. Sudamericana. Buenos Aires, 1990.
3. Carper J. Los alimentos: medicina milagrosa. Qué comer y qué no comer para prevenir y curar más de 100 dolencias y problemas. Harper Collins Publishers, Inc. 1993. 7ª reimpresión, Colombia, 1997
4. Dethlefsen T, Dahlke R. La enfermedad como camino. Bertelsmann Verlag, München, 1983. (traducción AM de la Fuente). Plaza y Janés Edit., Barcelona. 1993
5. Dr. Edward Bach. Los remedios florales. Escritos y conferencias. Las enseñanzas del fundador de la terapia floral sobre la esencia de la enfermedad y la salud. Edit. EDAF, Madrid, España.1993.
6. Durán E, Valdés MG, Jury G, Guzmán MT. Sentimientos de pre-escolares en las horas de comidas. Libro de resúmenes del III Congreso Nacional de Nutricionistas. Santiago, 3-6 de mayo, p. 34, 1994.
7. Howard J and Ramsell J. The original Writtigs of Edward Bach. Compiled from the Archives of the Dr. Edward Bach Healing Trust Mount Vernon, Sotwell.000.
8. Maturana H. Biología del conocer y del aprendizaje. En: Maturana H. El sentido de lo humano.  Edit. Universitaria, 4ª Ed., 1992. pp. 227-241
9. Millenson, JR. Die Einheit von Körper und Seele: die Bedeutung der Psyche in der Ganzheitlichen Medizin. 1998 Verlag für Ganzheitliche Medizin Dr. Erich Wühr Gmbh D - 93444 Kötzling/Bayerwald.
10. Reilly H and Hagy R. Edgar Cayce, sus curaciones naturales. Ed. Martínez Roca, Barcelona, 1995. Tit. Orig.: The Edgar Cayce Handbook for Health Through Drugless Therapy by Harold Reilly 1975.
11. Schneider R. Holistisch Heilen. Ein Arbeits und Handbuch zur ganzheitlichen Gesundung und Gesunderhaltung. Verlag MG & Reinhold Schneider. Deutsche erste Ausgabe 1998.

  • ELVIRA DURAN M.  Magíster en Alimentación, Nutrióloga, Educadora,  Especialista en Desarrollo Personal. 
    Tema presentado en  el 6º Encuentro Nacional de Terapeutas Florales de Chile. Sueños y Realidades: El Poder Sanador de la Energía. Temuco, Octubre de 2003.